imagen TROYANAS

Es evidente que los mitos griegos siguen haciendo oír su voz en la sociedad. Las figuras míticas, con el transcurso de los siglos, adquieren nuevos rasgos en la sociedad en la que vivimos. Después de cada guerra, e incluso durante la guerra y sin guerra, a las mujeres se las viola reiteradamente, se les falta al respeto, sin ni siquiera temor a las leyes que prohíben la violencia… Troyanas invita a todas esas mujeres míticas que los ganadores se repartieron después de la Guerra de Troya como un botín, decidiendo impunemente sobre su vida y su futuro. Les pide que se expliquen y nos cuenten qué sintieron ellas. Y después de haberlas escuchado, tendremos, finalmente, la oportunidad de juzgarlas. Para levantar este montaje Carme Portaceli ha contado con dos cómplices de excepción: el dramaturgo Alberto Conejero, encargado de hilar finalmente el texto de Eurípides para convertirlo en espejo de todas las guerras que asolan el mundo, y la actriz Aitana Sánchez-Gijón, que se descubrió como una de nuestras grandes trágicas con Medea y vuelve a reinar como Hécuba.

PATROCINA

COLABORAN