Damas y caballeros, con todos ustedes, el banquete número 48.

Bajo el manto protector de la diosa Melpómene y al amparo del preciosismo de las lunas de agosto, nos visita Calíope y todas sus hermanas, nuestro todopoderoso meteorólogo Zeus, nos visita Afrodita, Artemisa, Atenea…

Nos visita lo clásico, lo barroco.

Pablo Derqui y Alfredo Sanzol. La que se presta a ser nuestra diosa este verano: Aitana Sánchez-Gijón. Esto es un banquete, señoras y señores.
El número 48.

Sabe a Mediterráneo, a Grecia y a China también. A nosotros nos sabe a gloria, porque lo creamos para inmediatamente hacerlo vuestro. Tuyo; suyo. A Bukowski le habría encantado.

Este año es grecolatino y es beat.

El Auditorio Parque Almansa se convierte en el epicentro absoluto de la ternura. Del amor, la pasión o la locura. El epicentro. Como un beso en la frente.
48 besos.

En el Auditorio de San Javier habita lo sublime. Rezar a los dioses es amar al teatro. Es romper el silencio a golpe de piano. La luna ya está bella. Delicioso.

Ven. Hay un sitio en esta mesa.

 

David Martínez
Director

PATROCINA

COLABORAN